Modelo Wilson: optimización de stocks y gestión de inventarios

image_pdfDescargar en PDFimage_printImprimir

En el artículo de hoy vamos a aprender sobre el modelo de Wilson, utilizado por muchas empresas para gestionar las existencias en su almacén. Una decisión crucial que deben tomar las empresas es el tamaño de los pedidos que realizan.

Índice
  1. El tamaño de los pedidos
  2. El modelo de Wilson
  3. Cálculo del punto de pedido
  4. El tamaño óptimo de pedido
  5. Resumen de las fórmulas
  6. Preguntas frecuentes
  7. Conclusión

El tamaño de los pedidos

Imaginemos una empresa que se dedica a la venta de madera y decide comprar 200 kilos de madera al año. Ahora, esta empresa puede tomar dos opciones: realizar dos pedidos grandes de 100 kilos cada uno o hacer varios pedidos pequeños, por ejemplo, 20 pedidos de 10 kilos cada uno.

Al tomar la decisión sobre el tamaño de los pedidos, la empresa debe considerar que esto afectará a los costes de inventario. Si decide hacer dos pedidos grandes, es probable que en algunos momentos tenga un exceso de madera en su almacén, lo que implica costos de almacenamiento, como el alquiler de un espacio más grande y la necesidad de personal para supervisar el almacén. Por otro lado, si realiza muchos pedidos pequeños, tendrá menos existencias en el almacén, pero los costos de envío aumentarán debido a la necesidad de hacer más pedidos.

El modelo de Wilson

En este escenario, surge la duda de cuál sería la mejor opción para la empresa: ¿pedidos más grandes o más pequeños? Aquí es donde entra en juego el modelo de Wilson, que ayuda a calcular el tamaño óptimo de pedido, es decir, la cantidad que resultará en costes más bajos.

El modelo de Wilson se basa en ciertos supuestos: que los pedidos son siempre del mismo tamaño, que la demanda es constante durante todo el año, que el proveedor siempre tarda la misma cantidad de días en entregar los productos y que el coste de almacenamiento depende del nivel de existencias. Si se cumplen estos supuestos, la evolución del stock de existencias se representa gráficamente.

En la gráfica, el eje vertical indica la cantidad de existencias y el eje horizontal representa el tiempo. Cada vez que entra un pedido, el almacén se llena al máximo, y a medida que pasa el tiempo, se van utilizando las existencias. Llega un punto en el que el almacén se vacía por completo y, en ese momento, entra un nuevo pedido, repitiéndose el ciclo.

En el caso de pedidos sin stock de seguridad, el momento de hacer el pedido coincide exactamente cuando el almacén se queda vacío y necesita reabastecerse. Sin embargo, en la mayoría de los casos el proveedor tiene un plazo de entrega, por lo que la empresa debe anticipar el pedido y llamar al proveedor unos días antes de que el almacén se quede vacío. A esto se le llama punto de pedido.

Cálculo del punto de pedido

El punto de pedido es el nivel de existencias en el almacén en el momento en el que la empresa realiza el pedido. Para calcularlo, se necesita conocer el tiempo de entrega del proveedor y la demanda diaria. Multiplicando estos dos datos, se obtiene el punto de pedido.

En el caso de tener un stock de seguridad, se debe sumar esta cantidad al punto de pedido. El stock de seguridad representa la cantidad mínima de existencias que la empresa siempre quiere tener en el almacén para evitar quedarse sin material en caso de retraso del proveedor.

El tamaño óptimo de pedido

Para calcular el tamaño óptimo de pedido, se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Calcular el costo de los inventarios, que incluye el costo de pedido y el costo de almacenamiento.
  2. Dividir la demanda anual entre el tamaño de pedido para obtener el número de pedidos al año.
  3. Dividir 360 entre el número de pedidos al año para obtener el tiempo entre pedido y pedido.
  4. Calcular el punto de pedido multiplicando el tiempo de entrega por la demanda diaria.
  5. Aplicar la fórmula del modelo de Wilson para obtener el tamaño óptimo de pedido. Si hay stock de seguridad, se debe sumar a este valor.

Resumen de las fórmulas

En resumen, las fórmulas del modelo de Wilson son las siguientes:

Costo de inventarios = Costo de pedido + Costo de almacenamiento

Número de pedidos al año = Demanda anual / Tamaño de pedido

Tiempo entre pedido y pedido = 360 / Número de pedidos al año

Punto de pedido = Tiempo de entrega x Demanda diaria

Tamaño óptimo de pedido = √ (2 x Costo de pedido x Demanda anual / Costo de almacenamiento)

Preguntas frecuentes

1. ¿El modelo de Wilson solo se aplica a empresas que manejan inventarios en sus almacenes?

No, el modelo de Wilson se puede aplicar en cualquier situación en la que sea necesario determinar el tamaño óptimo de pedido para minimizar los costes de inventario.

2. ¿Existen otros modelos similares al modelo de Wilson?

Sí, existen diferentes modelos de gestión de inventario, como el modelo EOQ (Economic Order Quantity) y el modelo probabilístico.

3. ¿El modelo de Wilson considera otros factores aparte del costo de inventario?

No, el modelo de Wilson se centra principalmente en los costos de pedido y de almacenamiento. Otros factores, como los costos de transporte, pueden tenerse en cuenta de manera adicional.

TérminoFórmula
Costo de inventariosCosto de pedido + Costo de almacenamiento
Número de pedidos al añoDemanda anual / Tamaño de pedido
Tiempo entre pedido y pedido360 / Número de pedidos al año
Punto de pedidoTiempo de entrega x Demanda diaria
Tamaño óptimo de pedido√ (2 x Costo de pedido x Demanda anual / Costo de almacenamiento)

Conclusión

En conclusión, el modelo de Wilson es una herramienta muy útil para determinar el tamaño óptimo de pedido y gestionar de manera eficiente las existencias en el almacén de una empresa. Teniendo en cuenta los costes de pedido y de almacenamiento, así como otros factores como el tiempo de entrega y la demanda diaria, este modelo puede ayudar a reducir los costes de inventario y mejorar la eficiencia operativa.

Esperamos que este artículo te haya sido útil. No dudes en consultar nuestros otros artículos relacionados para ampliar tus conocimientos sobre gestión de inventarios y logística. ¡Nos vemos en el próximo artículo!

image_pdfDescargar en PDFimage_printImprimir

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Modelo Wilson: optimización de stocks y gestión de inventarios puedes visitar la categoría Economía y empresa.

Encuentra más posts que pueden interesarte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir