Fuentes de financiamiento internas y externas

image_pdfDescargar en PDFimage_printImprimir

En la clase de hoy, vamos a explorar la financiación propia de una empresa, también conocida como fondos propios. Comencemos con la definición: la financiación propia de la empresa es el conjunto de fondos que pertenecen a la empresa y, por lo tanto, no tienen que ser devueltos. La palabra clave aquí es "propia", ya que algo propio es algo que nos pertenece y que no tenemos que devolver a nadie. Es importante destacar que la financiación propia es opuesta a la financiación ajena, que es el dinero que se toma prestado de otra persona o empresa y que debe ser devuelto junto con intereses.

Índice
  1. Financiación propia externa
  2. Financiación propia interna
  3. Preguntas frecuentes

Financiación propia externa

La financiación propia externa proviene de fuentes externas a la empresa. En nuestro ejemplo de la empresa de Juan y Ana, tenemos dos tipos de financiación propia externa: el capital social y las subvenciones. El capital social representa las aportaciones de los socios e inversores a la empresa. En este caso, Juan y Ana podrían utilizar sus propios ahorros o cuentas bancarias para invertir medio millón de euros en la empresa. Esta cantidad de dinero se convierte en el capital social de la empresa. Además, el capital social también incluye las ampliaciones de capital que se realicen en el futuro.

La otra forma de financiación propia externa son las subvenciones, que son ayudas económicas otorgadas por entidades públicas como el gobierno o el ayuntamiento. En nuestro ejemplo, Juan y Ana podrían solicitar una subvención al ayuntamiento para financiar la compra de una nueva máquina. Si demuestran que esta inversión generará empleo y beneficios para la comunidad, es posible que el ayuntamiento les conceda la subvención de 500 mil euros.

Financiación propia interna

La financiación propia interna, también conocida como autofinanciación, proviene de los propios recursos generados por la empresa. En este caso, distinguimos entre la autofinanciación por enriquecimiento y la autofinanciación de mantenimiento.

La autofinanciación por enriquecimiento se refiere a los fondos acumulados por la empresa a través de reservas. Las reservas son los beneficios que la empresa ha obtenido en años anteriores pero ha decidido no distribuir. En lugar de repartir estos beneficios entre los socios, Juan y Ana decidieron reinvertirlos en la empresa. Estas reservas se comportan como los ahorros de la empresa, y si han acumulado medio millón de euros en tres años, podrían utilizar ese dinero para financiar la compra de la nueva máquina.

Por otro lado, la autofinanciación de mantenimiento implica ahorrar dinero para mantener la capacidad productiva de la empresa. Esto se logra a través de las amortizaciones y provisiones. Las amortizaciones son la depreciación del valor de los activos productivos de la empresa, como una máquina. Por ejemplo, si una máquina que costó 500 mil euros hace 10 años tiene una vida útil de 10 años, la empresa puede ahorrar 50 mil euros cada año para reemplazarla al final de su vida útil.

Las provisiones, por otro lado, son cantidades de dinero que se reservan para posibles gastos futuros. Por ejemplo, si Juan y Ana detectan que el techo de la fábrica tiene un agujero que eventualmente requerirá una inversión de 50 mil euros en reparaciones, pueden reservar este dinero en una provisión hasta que sea necesario utilizarlo.

En resumen, la financiación propia de una empresa está compuesta por el capital social, las subvenciones, las reservas, las amortizaciones y las provisiones. Estos cinco elementos pueden dividirse en financiación propia externa e interna. La financiación propia externa proviene de fuentes externas a la empresa, mientras que la financiación propia interna se genera a través de los propios recursos generados por la empresa.

Tipo de financiaciónCaracterísticas
Financiación propia externaCapital social: aportaciones de socios e inversores. Subvenciones: ayudas económicas provenientes de entidades públicas.
Financiación propia internaAutofinanciación por enriquecimiento: acumulación de reservas no distribuidas. Autofinanciación de mantenimiento: ahorro para reemplazar activos y provisiones para posibles gastos futuros.

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué es la financiación propia de una empresa?

La financiación propia de una empresa son los fondos que pertenecen a la empresa y que no tienen que ser devueltos.

2. ¿Cuál es la diferencia entre financiación propia externa e interna?

La financiación propia externa proviene de fuentes externas a la empresa, como los socios y las subvenciones. La financiación propia interna se genera a través de los propios recursos de la empresa, como las reservas, las amortizaciones y las provisiones.

3. ¿Cómo se utiliza la autofinanciación por enriquecimiento?

La autofinanciación por enriquecimiento implica acumular reservas con los beneficios no distribuidos de la empresa para financiar inversiones internas o futuras.

4. ¿Cómo se utiliza la autofinanciación de mantenimiento?

La autofinanciación de mantenimiento implica ahorrar dinero para reemplazar activos o enfrentar posibles gastos futuros, como reparaciones o renovaciones.

Si te interesa aprender más sobre financiación y otros temas relacionados con el mundo empresarial, te invitamos a leer nuestros artículos relacionados.

¡Hasta la próxima!

image_pdfDescargar en PDFimage_printImprimir

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Fuentes de financiamiento internas y externas puedes visitar la categoría Economía y empresa.

Encuentra más posts que pueden interesarte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir