Gestión financiera exitosa

image_pdfDescargar en PDFimage_printImprimir

En el artículo de hoy vamos a discutir qué es el ahorro y la deuda, y explicar sus diferencias. Empezaremos por definir el ahorro. El ahorro es la parte del dinero que ganamos y decidimos reservar en lugar de gastar de inmediato. Esto puede significar guardarlo en una hucha, debajo del colchón o depositarlo en el banco. Mucha gente ve el ahorro como un sacrificio, ya que en cuanto reciben el dinero, quieren gastarlo enseguida. Sin embargo, es importante entender que el ahorro es fundamental para alcanzar nuestros proyectos y planes futuros.

Imagínate que tienes la ilusión de comprarte una nueva consola de videojuegos o una motocicleta. En este caso, será imprescindible ahorrar una cantidad de dinero cada mes. Mis dos sobrinos ahorraron durante un año y finalmente lograron comprarse la nueva consola. Lo mismo ocurrió con mi primo, quien soñaba con ir a Nueva York. Ahorró durante mucho tiempo y finalmente pudo realizar su viaje de verano. Por eso, es importante establecer metas para el ahorro. Saber qué quieres hacer con el dinero que estás ahorrando y visualizar tu objetivo, ya sea un viaje a Nueva York o jugar a la consola, te dará el impulso necesario para ahorrar cada mes.

¿Qué ocurre si no ahorramos? Obviamente, no podremos alcanzar nuestros objetivos ni realizar nuestros proyectos futuros. Sin embargo, siempre hay una opción, que es pedir prestado. La deuda es el dinero que pedimos prestado y que debemos devolver en el futuro, junto con algunos intereses. La deuda es lo opuesto al ahorro. Cuando ahorramos, estamos sacrificando parte de nuestro dinero actual para poder gastar más en el futuro. Por otro lado, cuando pedimos prestado, tenemos más dinero disponible en el presente, pero en el futuro tendremos que devolver una cantidad mayor y, por lo tanto, podremos gastar menos.

Algunos pueden argumentar que la deuda es más conveniente, ya que nos permite tener la motocicleta o la consola de inmediato, sin tener que esperar a ahorrar durante un año. Sin embargo, es importante tener en cuenta dos cosas. Primero, la deuda solo retrasa el ahorro. En algún momento, tendremos que ahorrar la cantidad de dinero necesaria para adquirir lo que deseamos, ya sea la motocicleta, la consola o un viaje a Nueva York. Segundo, al tener una deuda, también tenemos que pagar intereses. Esto significa que en el futuro tendremos que desembolsar una cantidad mucho mayor de lo que realmente valía el producto en un principio, lo que nos dejará con menos dinero disponible. Recuerdo cuando trabajaba en el banco, veía a muchas personas que todavía estaban pagando préstamos por un teléfono o un viaje después de cinco o seis años.

A menos que sea una excepción, como comprar una casa o pagar estudios, mi consejo siempre es ahorrar. Ahorra hoy y disfruta mañana sin deudas ni intereses para nadie. Si quieres comprarte una consola, un teléfono o ropa, ahorra hoy y disfruta mañana.

En resumen, el ahorro nos permite tener más dinero disponible en el futuro para alcanzar nuestros objetivos y proyectos, mientras que la deuda nos brinda una mayor cantidad de dinero en el presente, pero con la desventaja de tener que devolver una suma más alta y pagar intereses. Ahorrar es fundamental para tener un futuro financiero sólido y evitar caer en la trampa de la deuda. En la siguiente clase responderemos a la pregunta de cuánto debemos ahorrar.

Índice
  1. Resumen
  2. Preguntas frecuentes

Resumen

AhorroDeuda
Guardamos parte del dinero que ganamos para utilizarlo en el futuro.Pedimos prestado dinero que debemos devolver en el futuro junto con intereses.
Gastamos menos hoy para poder gastar más en el futuro.Gastamos más hoy, pero debemos devolver una cantidad mayor en el futuro.
Permite alcanzar nuestros objetivos y proyectos futuros.Puede retrasar el logro de nuestros objetivos y proyectos futuros.

Preguntas frecuentes

1. ¿Es mejor ahorrar o pedir prestado?

Ahorrar es mejor en la mayoría de los casos, ya que nos permite tener más dinero disponible en el futuro y evita tener que pagar intereses. Sin embargo, hay situaciones en las que pedir prestado puede ser necesario, como comprar una casa o pagar estudios.

2. ¿Cuánto debemos ahorrar?

No hay una respuesta única para esta pregunta, ya que depende de cada persona y de sus metas. Lo recomendable es establecer metas de ahorro y ahorrar un porcentaje de nuestros ingresos cada mes.

Con esto concluimos el artículo de hoy. En la siguiente clase responderemos la pregunta sobre cuánto debemos ahorrar. Gracias por leer y no olvides revisar los artículos relacionados en nuestro sitio web para más información sobre finanzas personales y ahorro.

image_pdfDescargar en PDFimage_printImprimir

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Gestión financiera exitosa puedes visitar la categoría Economía y empresa.

Encuentra más posts que pueden interesarte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir