Logros de una empresa: alcanzando el éxito

image_pdfDescargar en PDFimage_printImprimir

Bienvenidos a la clase de hoy en la que vamos a discutir los diversos objetivos que una empresa puede establecer y una clasificación interesante que nos permite diferenciar entre los objetivos cuantitativos y los objetivos cualitativos. Los primeros son aquellos que son más fáciles de medir, como los beneficios de la empresa o el número de clientes, mientras que los segundos son más difíciles de medir porque generalmente implican cualidades, como mejorar la imagen de la empresa o aumentar la satisfacción de los clientes.

Índice
  1. Objetivos Cuantitativos
  2. Objetivos Cualitativos
  3. Resumen
  4. Preguntas Frecuentes

Objetivos Cuantitativos

Comenzando con los objetivos cuantitativos, el primero y más evidente es el de obtener beneficios. Este es un objetivo prioritario para todas las empresas, ya que una empresa que no genera ganancias está destinada a desaparecer. Tanto grandes empresas como Farah o Banco Santander, como pequeñas empresas como el bar de Pepe, tienen como objetivo obtener beneficios.

Otro objetivo común para muchas empresas, especialmente las más grandes, es aumentar su valor de mercado. Esto implica aumentar el valor de las acciones que cotizan en bolsa. Apple es un claro ejemplo de esto, ya que ha logrado multiplicar su valor por 657 en los últimos 40 años. Si hubiéramos invertido mil euros en acciones de Apple en 1980, hoy tendríamos 657 mil euros.

Minimizar costes también es un objetivo para muchas empresas. Buscan producir a bajo costo, lo que finalmente conduce a mayores beneficios. Un ejemplo de esto es la historia de la aceituna de American Airlines. En 1987, decidieron quitar una aceituna de sus ensaladas y lograron ahorrar 40 mil dólares en un año.

Otro objetivo es el crecimiento. Esto implica que la empresa se vuelva más grande, aumentando el número de tiendas u oficinas. Un ejemplo famoso de esto es Inditex, que ha logrado abrir más de siete mil tiendas en todo el mundo.

Además, muchas empresas también se fijan como objetivo aumentar el número de clientes, a menudo quitándoselos a la competencia. Un buen ejemplo de esto es la empresa Sayon, que ha logrado robar clientes de empresas como Apple y Samsung.

Objetivos Cualitativos

En cuanto a los objetivos cualitativos, que son más difíciles de medir, muchas empresas buscan la satisfacción de los clientes. Esto implica que los clientes estén contentos con la empresa. Una forma de medir esto es mediante el número de reclamaciones presentadas por los clientes. Si en un año se presentan menos reclamaciones que el año anterior, se considera que los clientes están más satisfechos. Muchas empresas han creado servicios de atención al cliente cuyo objetivo principal es reducir el número de reclamaciones y, a menudo, estos empleados son recompensados con bonificaciones.

Otro objetivo que las empresas pueden perseguir es mejorar su imagen o lograr una imagen específica. Por ejemplo, Marcos siempre busca ser asociado con el prestigio, por lo que llevar un reloj Marcos implica tener un estatus social elevado. Marcos es considerada la empresa número uno en imagen en el mundo.

Algunas empresas también se fijan como objetivo ofrecer una alta calidad en sus productos o ser asociadas con una calidad excepcional. Un ejemplo de esto son las cafeteras Nespresso, donde todo el entorno y la experiencia de compra reflejan calidad, lo que les permite cobrar precios más altos.

Mejorar la satisfacción de los empleados también puede ser un objetivo para las empresas. Un ejemplo destacado es Google, que es conocida por tratar muy bien a sus empleados y proporcionarles comodidades en sus instalaciones, como máquinas de juegos y futbolines.

Otro objetivo puede ser la consolidación en el mercado. Esto implica mantenerse estable y seguir siendo una empresa fuerte en un mercado competitivo. Antonio, por ejemplo, buscaba consolidar su club de pádel para mantener su éxito.

En momentos de crisis, como la actual pandemia del COVID-19, el objetivo puede ser la supervivencia. En ese momento, las empresas se centran en vender lo mínimo necesario para cubrir los costos y seguir funcionando durante otro año.

Finalmente, algunas empresas se enfocan en la responsabilidad social y trabajan para mejorar la sociedad. Un ejemplo claro es Avon, que ha invertido millones de euros en investigaciones para curar el cáncer de mama.

En resumen, si bien el beneficio es un objetivo importante para las empresas, no es el único. Las empresas pueden establecer una amplia gama de objetivos, desde obtener beneficios y crecer, hasta mejorar la satisfacción de los clientes y ser socialmente responsables.

Resumen

Objetivos CuantitativosObjetivos Cualitativos
Obtener beneficiosSatisfacción de los clientes
Aumentar el valor de mercadoMejorar la imagen de la empresa
Minimizar costesAsociarse con calidad
Crecimiento (número de tiendas, oficinas)Satisfacción de los empleados
Aumentar el número de clientesConsolidación en el mercado

Preguntas Frecuentes

1. ¿Por qué es importante establecer objetivos cuantitativos y cualitativos?

Establecer objetivos cuantitativos y cualitativos permite a las empresas tener una visión completa de cómo se están desempeñando en diferentes áreas. Los objetivos cuantitativos permiten medir el éxito y el crecimiento de la empresa, mientras que los objetivos cualitativos se centran en mejorar la satisfacción de los clientes y la imagen de la empresa.

2. ¿Cuál es el objetivo más común para las empresas?

El objetivo más común para las empresas es obtener beneficios. Sin embargo, como hemos visto, hay muchos otros objetivos que las empresas pueden perseguir, dependiendo de su tamaño y naturaleza.

3. ¿Por qué es importante medir la satisfacción de los clientes?

Medir la satisfacción de los clientes es importante porque indica si los clientes están contentos con los productos o servicios de la empresa. La satisfacción del cliente afecta directamente la lealtad y el éxito a largo plazo de la empresa.

4. ¿Qué ejemplos podemos encontrar de empresas socialmente responsables?

Un ejemplo de empresa socialmente responsable es Avon, que ha invertido millones de euros en investigaciones para curar el cáncer de mama. Otras empresas también se involucran en proyectos que benefician a la sociedad, como la protección del medio ambiente o la educación.

Espero que este artículo haya sido útil y haya brindado una visión clara de los diferentes objetivos que las empresas pueden establecer. No olvides revisar nuestros artículos relacionados para obtener más información sobre este tema apasionante.

Nos vemos en el próximo artículo.

image_pdfDescargar en PDFimage_printImprimir

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Logros de una empresa: alcanzando el éxito puedes visitar la categoría Economía y empresa.

Encuentra más posts que pueden interesarte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir